Non-motor symptoms in Parkinson's disease

En los últimos años hemos observado que la prevalencia de trastornos cognitivos, conductuales y emocionales, pueden llegar a discapacitar al paciente y hacer la convivencial imposible en etapas más tempranas en la enfermedad, mucho antes de la aparición de las complicaciones motoras

11/21/2010

Dr. Gabriel Salazar

Hace algunos años dábamos prioridad a los síntomas motores en el curso de la enfermedad de Parkinson. A pesar de las quejas habituales, por parte de pacientes y cuidadores, en relación al estado emocional (depresión) así como cognitivo y conductual, pues hasta hace pocos años continuábamos haciendo énfasis en el temblor, la lentitud y la rigidez.

Sin dejar de ser cierto, el hecho de que las complicaciones motoras discapacitan a los pacientes con enfermedad de Parkinson avanzado, en los últimos años hemos observado que la prevalencia de trastornos cognitivos, conductuales y emocionales, pueden llegar a discapacitar al paciente y hacer la convivencial imposible en etapas más tempranas en la enfermedad, mucho antes de la aparición de las complicaciones motoras. La demencia asociada a la enfermedad de Parkinson hace que un paciente con enfermedad de Parkinson llegue a la discapacidad hasta en 6-7 años desde el inicio de los síntomas, mucho antes que las complicaciones como fluctuaciones motoras o discinesias severas pudieran observarse, por otra parte, síntomas conductuales como ludopatía, coleccionismo, hipersexualidad y otros trastornos de la sexualidad llegan a ser consultas habituales en nuestras unidades de Parkinson especializadas. Finalmente, los problemas emocionales que, quizá tenemos en cuenta mucho antes que las 2 complicaciones no motoras antes descritas, también pueden llegar a ser el problema básico en el curso del inicio de la enfermedad.

La depresión a veces antecede el diagnóstico hasta 15 años antes de que los síntomas motores hayan aparecido y en ocasiones la depresión mayor puede llegar a ser refractaria aun siendo tratado con los fármacos antidepresivos reconocidos como eficaces para la depresión en esta enfermedad.

Puede que en los próximos años los ensayos clínicos con fármacos vayan dirigidos al tratamiento y control tanto de síntomas motores como no motores en la enfermedad de Parkinson.